Los tiempos están difíciles, para muchos quedarse en casa es sinónimo de aburrimiento y desesperación.

¡Hay que cambiar esa perspectiva! 

Quedarse en casa no es aburrimiento, quedarse en casa es tener más tiempo para disfrutar a tu familia, para pasar más tiempo con ellos sin el ajetreo diario y reconectar. Si vives, solo, puedes aprovechar a volver a desarrollar de esa pasión que tanto disfrutas, cocinar tus platillos favoritos, ver todas las películas que nunca te da tiempo de ver, terminar ese libro que lleva tiempos tirado en tu mesita de noche. ¡Hay mucho por hacer! 

Adjunto te comparto algunas ideas de lo que yo hago para mantener este tiempo en casa placentero: 

CREA RUTINAS Y HORARIOS

Es primordial marcar unos horarios y cumplirlos. Crear rutinas te ayudará a mantener un orden en tu día a día y el de tu familia. 

Comienza por analizar las horas del día y decidir la hora de levantarte y acostarte, haz tiempo para tus videoconferencias del trabajo o de ocio, aparta un tiempo para lectura, para educación, para ejercicio, para limpieza de la casa, para horarios de comidas y demás. Lo peor que puedes hacer es quedarte acostado(a) todo el día, aprovecha estas horas extra que la vida te está dando.

 

MANTÉN LA MENTE OCUPADA Y EJERCITA LA PACIENCIA

Hemos parado nuestro ritmo de vida así que vamos a tener que relajarnos y tomarnos todo con más calma. Podría ser un buen momento para probar la meditación o el yoga. Hacer ejercicio a diario también es muy necesario para nuestra mente.

Anima a tu familia o compañeros de casa a hacerlo contigo, incluso puedes hacerlo con amigos vía videoconferencia.

DESHAZTE DE LO QUE NO NECESITAS

Este tiempo extra es primordial para aprovechar a darle una limpieza profunda a tu closet, pantry, refrigeradora, baño, estudio y cualquier otro lugar donde hayas acumulado cosas y nunca te da tiempo de limpiar.

Divídelo en categorías, lo que te quedarás, lo que puedes donar y lo que deberás tirar.

FOMENTA LA LECTURA

Leer desarrolla la mente. Te ayuda a crecer mentalmente, psicológicamente y emocionalmente. Lee todos esos libros que tienes en casa y que nunca tocas. Si no cuentas con un libro que te interese, recuerda que hay muchas opciones de e-books en línea. Te aseguro que una vez que encuentres uno que te encante, tendrás entretenimiento para horas. 

Si tienes hijos pequeños en casa, aparta un rato de lectura con ellos, leerles sus libros preferidos les permitirá conectar juntos y descubrir nuevos personajes y aventuras.

CLASES DE COCINA

Yo soy una de esas personas que no sabe cocinar. Este ha sido mi tiempo para experimentar en la cocina. Es una ocasión estupenda para que aprendamos a cocinar con recetas sencillas o hacer esas recetas que nunca hemos tenido el tiempo. Busca videos en YouTube o pídele recetas a esa amigo o amigo que es pro en la cocina.

 

JUEGOS EN FAMILIA

¿Por qué no planear una noche de juegos? Go all out! Saca tus juegos de mesa o cartas favorito e invita a todos en la casa a sentarse a jugar. Sirve vinito, aperitivos, pon buena música y disfruta en familia. 

 

Está en tus manos sacarle el mejor provecho a este tiempo. Míralo como un respiro, como una segunda oportunidad. Reconecta con tu familia,  reconecta con amigos y sobre todo, reconecta con tí mismo(a). 

Junto saldremos de esto.  Quédate en casa para proteger de ti mismo(a) y los tuyos.